viernes, 19 de junio de 2009

CAMPEON 1950



PRIMER TITULO


En el año de 1950 el Deportes Caldas se coronaría campeón. Alcanzando el campeonato de forma majestuosa, en un torneo donde hubo una gran concentración de estrellas mundiales, que le darán un mayor sentido al triunfo y que lo convertirán desde entonces en un equipo sólido y de proyección internacional. El atacante argentino Julio Ávila fue una gran figura, y por su armónico accionar dentro del campo, el equipo es reconocido como "El Relojito", que es dado gracias a su sentido colectivo de juego considerado como una verdadera sensación por la gran capacidad de definición de sus delanteros.
El artífice del triunfo de
1950 es Alfredo Cuezo. Este técnico argentino llegado al país a finales de los años 1930 como jugador del Municipal de Bogotá; más tarde llamado por Millonarios, fue el encargado de hacer realidad un hito en la historia deportiva, al ubicar al Deportes Caldas como campeón nacional del torneo de la División Mayor del Fútbol Colombiano (DIMAYOR). Este caballero en toda la extensión de la palabra o "El Viejo" como fue conocido, querido y admirado por todos, es un personaje en la historia de la ciudad de Manizales y forjador de un sueño para la afición, porque siempre parecía una utopía alcanzar el triunfo.
Para ser campeón el Deportes Caldas del
Campeonato colombiano 1950 necesito un total de 45 puntos, con 30 partidos jugados, 20 partidos ganados, cinco partidos empatados, cinco partidos perdidos, con 91 goles a favor y 48 en contra. El subcampeón de este campeonato fue el "Ballet Azul" de Millonarios con 43 puntos, en el equipo subcampeón se encontraban jugadores de la talla de Alfredo di Stéfano y Néstor Raúl Rossi este equipo lograría tres títulos consecutivos (1951-1952-1953), lo que le da aún más merito al primer titulo del cuadro caldense.
En claro constraste con lo anterior, el Once Deportivo finalizaría el
Campeonato colombiano 1950 en último lugar con 16 puntos a 29 puntos del campeón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

frases hermosas