martes, 27 de octubre de 2009

Manizaleños llorando la eliminación del "Blanco Blanco"

Sin ninguna posibilidad
El empate a dos goles con Boyacá Chicó en la ciudad de Manizales, marcó el adios del vigente campeón del fútbol profesional colombiano. Los locales no pudieron imponerse a su rival de turno y con 15 puntos y sólo nueve en juego, los albos se despiden de la fiesta cuadrangular y la posibilidad de pelear nuevamente el título.
Es impensable que con 24 unidades, el máximo al que podrían aspirar, el Once Caldas pudiese lograr la clasificación a los cuadrangulares. El blanco blanco pasa por un muy mal momento en el torneo y las elecciones internas de junta directiva acatan la atención de todo el pueblo manizaleño, descontento por el fútbol expresado por su equipo.
El juego frente a Chicó estuvo bastante entretenido y a pesar que se cometieron grandes fallos a nivel defensivo, como suele suceder en este tipo de encuentros; las opciones y las acciones se impusieron sobre los yerros.
El atacante Johan Fano fue la referencia ofensiva que tuvo el local, el peruano no se limitó sólo a la definición, abrió espacios y le colocó varios balones de gol a su compañero de ofensiva, Alex sinisterra, quien de cabeza, en una clara, no pudo concretar.
Pero la primera opción no fue para el Caldas, Chicó, por intermedio de Caneo, estuvo cerca de concretar con un globito que fue seguido por un buen retroceso y gran respuesta de Héctor Landázuri.
Opciones para lado y lado en el partido, pero fue el Caldas el que primero sacó ventaja. El volante zurdo, Henry Rojas, entrando por su sector logró sacar un remate ajustado sobre el poste izquierdo de Wálter Noriega, a quien se le vio bajo de ritmo a pesar de que en esta oportunidad poco podía hacer. Así, al minuto 25, el local se ponía por encima en el marcador.
Dos minutos para celebrar y de nuevo a sentarse, ese fue el mensaje enviado por Caneo a la tribuna, pues el argentino sólo dejaría transcurrir dos minutos para igualar la pizarra. Un gol extraño, de esos cuya intención se desconoce, centro o tiro al arco; le permitió al argentino darle tranquilidad a su equipo y poner las cosas como en un comienzo. Así terminaría el primer periodo.
En la segunda parte llegarían más anotaciones. Al minuto 60, dejando al Caldas en total desconcierto, Charles Monsalvo aprovecharía un buen centro lanzado por Diego Chica y con suave roce al balón, el delantero vulneraba nuevamente la resistencia de Landázuri.
Con el marcador en contra, Álvarez movió su banco, le dio ingreso a Wilson Mena y este respondería de la mejor manera. A sólo dos minutos de haber entrando el delantero aprovechó un buen pase de Sebastián Hernández y arrojándose al césped, desviando la trayectoria de la pelota, lograba igualar la pizarra.
Dos por dos iba el partido, resultado que al final sería definitivo, pues Hernández contaría con una muy clara oportunidad para definir pero no supo hacerlo y desperdició una chance única de conseguir la venta.
Con este resultado Boyacá Chicó se mantiene en la lucha con 18 puntos alcanzados. Por el Once Caldas todo está dicho, quince puntos conseguidos a esta altura del torneo nos permite afirmar que para este segundo campeonato del año coronaremos a un nuevo Rey, aunque posiblemente y como suele suceder, su mandato sólo durará seis meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

frases hermosas