lunes, 13 de septiembre de 2010

El Once Caldas logró un pálido empate en Cartago ante el Pereira

El clásico 205 se fué en tablas y completan el empate numero 67

No sólo Deportivo Pereira volvió a empatar, sino que además repitió la pobre actuación
futbolística que ha mostrado a lo largo del torneo, y que ni siquiera con el cambio táctico y nominal que planeó el técnico Wálter Aristizábal para este partido, pudo cambiar esa constante.

El empate sin goles ante Once Caldas, equipo que también mostró una pobre producción deportiva, ratifica al cuadro ‘matecaña’ como el único equipo que aún no gana en la Liga Postobón II, acercándolo peligrosamente a la zona del descenso.
Para el encuentro, el cuerpo técnico pereirano cambió su estilo de dos volantes de contención por tres, y le dio el respaldo a Mario Jaramillo para que se convirtiera en el conductor del equipo, pese a que llevaba dos años sin jugar a nivel profesional.

Las lesiones de Fabián Cuéllar, Martín Parodi y Dayron Pérez, y el castigo a Édison Chará y a César Rivas por su bajo rendimiento, llevaron a que Aristizábal confiara en Jaramillo, quien cumplió con la labor y le alcanzó para atreverse a pisar el área en un par de oportunidades.
De antemano Pereira sabía que no podía levantar el balón al área del Once Caldas por la característica de los tres zagueros que dispuso el técnico Osorio; sin embargo, los laterales reiteraron el balón aéreo, buscando a Miguel Ángel Cuéllar, lo que benefició el trabajo defensivo de los visitantes.
Pereira se quedó sin ideas en los últimos tres cuartos de cancha. El mismo entrenador lo dijo al final del partido: “faltó más movilidad, más creatividad y más picardía en mis jugadores”.

El Pereira mantuvo su regularidad en las zonas defensiva y de volantes, aunque fue tan discreta la actuación de Once Caldas, que poco peligro representaron sus volantes y atacantes.

Con el ánimo de darle mayor profundidad a sus equipo, el técnico Juan Carlos Osorio ingresó a Emerson Acuña por el defensa Carlos Ramírez, pero ni éste, ni el ingreso de Micolta y Arango pudieron cambiar la cara a un partido en el que extrañamente tampoco brilló Dayro Moreno, acostumbrado a hacer “faenas” contra el Deportivo Pereira.
Con los dedos de una mano, y sobran algunos, se pueden contar las opciones de gol del partido, lo que fielmente refleja el pobre espectáculo que brindaron ambos conjuntos en Cartago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

frases hermosas