sábado, 17 de diciembre de 2011

Alexis Henriquez, elemento fundamental en el Once Caldas.


El defensa Alexis Henríquez, con 28 años de edad y desde 2002 en el equipo de Manizales, se ha convertido, sin duda, en una pieza fundamental del Once Caldas, gran finalista de la Liga Postobón 2011 que meste miércoles en Barranquilla (5:30 p.m. Telmex RCN) librará su primer lance por el título ante el Júnior.

Nacido en Santa Marta, Henríquez tuvo la oportunidad de jugar con el Unión Magdalena, pero prefirió hacerlo con el Once, equipo con el que debutó hace nueve años. “Tuve la fortuna de jugar la Copa Libertadores en 2004, de estar varios partidos de suplente. Es algo que siempre le voy a agradecer a Dios: estar en este grupo tan maravilloso que pudo hacer historia”.

Henríquez es hoy pretendido por el Puebla, de México, que dirige el colombiano Juan Carlos Osorio, y por el Atlético Nacional. Pero el samario ahora sólo piensa en el partido que le ganaron a Santa Fe, en Bogotá, que les dio la clasificación a la final, y en la serie frente al cuadro barranquillero.

Se vio cuando usted le gritó a Jorge Vidal en el gol de Santa Fe, el pasado jueves en El Campín...

No tanto a Vidal, a todos. Más que todo con el 1-0, cuando íbamos perdiendo, porque era la oportunidad de ir a las finales y había que estar más concentrado, porque eran jugadas que se podían evitar. Por eso el desespero.

Lo que les dijo el técnico Pompilio Páez en el entretiempo funcionó...

Sí, nos sirvió. Fue importante lo que nos dijo el profe. Y tuvo razón en todo: que no estábamos aprovechando nuestro potencial, que cada uno hacía lo que quería, y que por eso Santa Fe estaba arriba en esos primeros minutos. Después mejoramos y pudimos darle vuelta al partido.

¿Cómo se manejaban los nervios, sobre todo después de que el partido tuvo que aplazarse?

Todo depende del carácter de cada jugador. Cada uno piensa diferente, tiene distinta personalidad. Te entra el cosquilleo. Pero éramos conscientes de que teníamos equipo para pasar, porque durante todo el año hemos demostrado que somos los primeros en la reclasificación y teníamos que salir, acorde a nuestro potencial.

¿Hace más meritorio que estén en la final aun con el cambio de técnico?

Es lo mismo. Pompilio u Osorio, que llevan dos años con nosotros, al menos en el caso mío, trabajan igual, piensan igual, y eso es importante, porque no cambia en nada el equipo. Son diferentes, cada uno tiene su personalidad, eso no se puede negar.

Pompilio siempre va a ser muy diferente a Osorio, pero juega igual, entrenamos igual, y eso es fundamental para nosotros.

¿Esto es un premio a la regularidad del equipo durante todo el campeonato?

Sí, es lo más importante de este grupo: que con dos meses y medio sin pagarnos, el equipo siguió con la misma mentalidad, con la misma ilusión, y eso es esencial para nosotros como seres humanos. Estamos echando para adelante, por nosotros, por tener otra estrella.

¿Cuál es la motivación que tienen, a pesar de los problemas económicos?

Los jugadores, el equipo, es importante. Somos conscientes de que tenemos un gran grupo, unos grandes seremos humanos, que todos estamos tirando para el mismo lado, independientemente de las circunstancias económicas, y por el orgullo de cada uno de nosotros, que lo más importante.

¿Y qué piensa de Júnior?

Que es un equipo grande, que tiene buenos jugadores. La final será bastante pareja, complicada.

Parece que está en la cúspide de su carrera, lo quieren en México…
Estamos en eso, es bastante complicado. Espero que Dios decida lo mejor para mí. Todavía los directivos están en negociaciones, y lo que venga, bienvenido sea.

¿Cómo ve a la selección?

Ahí estamos. Hay buenos jugadores. Espero que clasifiquemos a un Mundial, que es lo más importante de todo. No sé quién va a ser el nuevo técnico, pero ojalá el que venga haga las cosas de la mejor manera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

frases hermosas