miércoles, 2 de mayo de 2012

Duvan vasquez habló con Liga Postobón.com

En ´Casa Blanca´ las cosas siguen de tumbo de tumbo. El equipo no logra encontrar el fútbol y los inconvenientes extra futbolísticos han puesto en jaque a la escuadra.

La campaña del Once Caldas dejó con el ánimo en el piso a toda la hinchada. Ahora, los directivos del blanco ya piensan en el próximo torneo, pero desde ahora tratarán de comenzar a poner las cosas en orden.
Con el licenciamiento del equipo de Emanuel Acosta y Avimiled Rivas –más otro juvenil-, que fueron contra la disciplina del Club, la Junta directiva sentó un precedente. “Esta institución se respeta”, dijo Duván Vásquez, gerente general del Club.
LigaPostobon.com habló con el directivo.

Liga Postobón: ¿Cómo analiza este momento del Once Caldas?

Duván Vásquez: “Son momentos muy difíciles, muy críticos. Después de haber vividos dos años de éxitos y de triunfos, nos ha tocado el momento difícil y lo que hay que hacer es afrontarlo con mucha madurez y buscar las mejores soluciones”.

LP: En la fecha 13, el equipo ya estaba eliminado. ¿Qué le dice eso?

DV: Es una realidad muy triste. Realmente uno lo siente en el alma, así como todos los hinchas del Once Caldas. Esto nos tiene que dejar muchas enseñanzas y aprendizajes para construir un mejor futuro”.

LP: ¿Y hasta el momento que aprendizaje le deja para ese futuro?

DV: “Primero tenemos que ser pioneros en la conformación de unos cuerpos técnicos profesionales. Segundo, que el modelo de contratación de los futbolistas no debe ser sometido únicamente a la consideración de un técnico, sino a una evaluación más profunda sobre las condiciones humanas, personales, familiares y profesionales. Tercero que así sean responsables los cuerpos técnicos de la disciplina de los grupos, creo que debe haber una intervención de la parte administrativa, porque esa experiencia nos está arrojando ahora, que siempre le dejamos esa responsabilidad a los cuerpos técnicos y cuando nosotros intervenimos, encontramos un grupo totalmente destruido”.

LP: ¿Ese punto disciplinario fue el causante de la campaña que se hizo este semestre?

DV: Sí, así es. Primero se perdió el respeto por la autoridad, se perdió todo el manejo disciplinario del equipo, se perdió el liderazgo. Segundo, encontramos en las evaluaciones médicas y físicas un equipo mal entrenado, mal preparado, y tercero, en la parte futbolística tampoco encontramos lo que esperábamos”.

LP: ¿Por qué tanto problema de disciplina?

DV: “Lo que uno ve es falta de profesionalismo, además un grado de inconsciencia que no tiene límites, no se percibe y no se concibe la importancia y la dimensión que tiene una institución de estas. No valoran que detrás de esto hay una ciudad, un departamento, una hinchada que está pendiente del desempeño deportivo”.

LP: ¿Se llegó a tanto que ustedes tuvieron que poner ´espías´ para detectar qué jugadores andaban de rumba?

DV: “Sí, es cierto. De parte de mía se dispuso de un grupo de colaboradores que estén pendientes en algunos sectores de la ciudad. En esas rondas encontraron a varios deportistas los fines de semana en algunas discotecas. En momentos tan difíciles como éstos, se da uno cuenta que no hay el menor grado de conciencia con la institución”.

LP: Y lo mismo se hizo en las prácticas. ¿También tuvieron que poner un alcoholímetro?

DV: “También se dispuso de él. Con el preparador físico lo implementamos y allí también nos dimos cuenta qué jugadores estaban llegando en estado indebido a entrenar, incluso entre semana”.

LP: ¿Qué jugadores han incurrido en esos actos contra la disciplina del plantel?

DV: “Pues ya se sabía de Dayro Moreno, Ayron del Valle, Emanuel Acosta. Y los últimos fueron Avimiled Rivas, Joao Rivelino, este último con el agravante que es un menor de edad y por ahí en discotecas a altas horas de la noche. Y el sábado pasado fue Anthony Tapia”.

LP: ¿Qué se determinó con ellos?

DV: “La Comisión disciplinaria del Club, que está integrada por tres abogados, estudió los casos. A Dayro se le impuso una multa de 10 millones de pesos. A Emanuel Acosta se le excluyó del equipo y a Ayron del Valle se le multó con cinco días de salario. A Avimiled Rivas y a Joao Rivelino también se les sacó del equipo”.

LP: ¿Muchos de estos jugadores tenían antecedentes disciplinarios. Tenían una cláusula en el contrato?

DV: “Sí. Dentro de esos contratos teníamos una cláusula que decía que si llegaban a presentarse a trabajos bajo efectos de bebidas embriagantes, esta sería una justa causa para dar por terminado el contrato”.

LP: ¿Con qué jugadores se había firmado esa cláusula?

DV: “Conociendo antecedentes, se firmó esa cláusula con Emanuel Acosta, Avimiled Rivas, Anthony Tapia, y el mismo Dayro Moreno. Pero en general, lo estábamos implementando en los contratos, porque sabemos que los futbolistas están propensos a caer en estos actos”.

LP: ¿Sólo les queda terminar bien?

DV: “Claro que sí. No podemos perder el norte sobre la institución y los objetivos de la misma. Es desafortunado que hayamos quedado eliminados, pero ahora hay otros objetivos en lo que queda, buscar la reclasificación, la Copa Postobón y, por encima de todo, terminar bien por la hinchada y la ciudad. Y eso se logra con deportistas que lo dejen todo en la cancha”.

LP: ¿Ya tienen técnico en mente para el otro semestre o le apuestan a Eduardo Cruz?

DV: “La tarea ahora es recomponer la parte administrativa y deportiva. Hay que hacer una tarea minuciosa de este cuerpo técnico, porque a él le tocó una situación complicada que no la manejaría nadie”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

frases hermosas