domingo, 3 de junio de 2012

Con un fútbol pobre Colombia derrotó a Perú en Lima por la mínima diferencia.

No fue el mejor de los partidos. Colombia luchó, mas no jugó. Le bastó una jugada de James Rodríguez en el segundo tiempo para quedarse con los tres puntos, importantes para recuperar el terreno perdido en las eliminatorias.
El 0 – 0 con el que terminó el primer tiempo fue benévolo con Colombia. 45 minutos de angustia en la tricolor, con Perú permanentemente encima, con jugadas de gol y la pelota en su poder. Si no hubo goles del local fue gracias a David Ospina y a la falta de puntería por parte del combinado local.

Los principales problemas de Colombia estuvieron por los costados. Allí Perú puso en problemas a Pablo Armero, quien se vio lentísimo al minuto 24, cuando André Carrillo le quitó el balón, quedó mano a mano con Ospina y allí, en la última acción, el portero colombiano estuvo impecable.

La lentitud de Colombia fue extrema, así como la incapacidad para tener el balón. No lo recuperó y cuando Perú se lo permitió fueron pelotazos insulsos a un Falcao perdido en medio de los centrales peruanos.

Carlos Augusto Lobatón también tuvo una oportunidad de anotar con taponazo en el área. Por fortuna para Colombia, la pelota se desvió en Aquivaldo Mosquera. Así se la pasó el combinado peruano, jugando la mayor parte del primer tiempo en el área de Colombia.

Lo mejor que pudo pasarle al seleccionado dirigido por José Pékerman en su estreno oficial fue el pitazo del árbitro argentino Néstor Pitana para el final de la primera parte. De seguir así el juego, el punto era un negociazo para Colombia por su escaso fútbol en el estadio Nacional de Lima.

Extraño ver a un equipo de Pékerman con ese estilo, ya que siempre su pensamiento de juego pasó por tener un volante 10. Era su sello. De allí partían propuestas ofensivas, ordenadas adelante y con buen juego. La Selección Colombia no aplicó ninguno de estos conceptos, se dejó encerrar. En el arranque del segundo tiempo, Paolo Guerrero tuvo el gol en sus pies, pero allí estuvo David Ospina, el salvador del equipo nacional.

Así como Perú tuvo el balón y mereció ganar, Colombia, en su primera llegada ofensiva, cuando por fin se juntó, facturó. Guarín y Dorlán establecieron una sociedad que terminó con un balón profundo a James. El volante del Porto contó con suerte, ya que la defensa de Perú falló, James no y Colombia, que había hecho menos por irse en ventaja, ganaba 1 – 0 en medio del silencio que se apoderó del estadio Nacional.

La misma historia de las últimas eliminatorias en Lima. Perú que atacaba con todo y Colombia, de menos a más, se llevaba los puntos sin haber hecho el mismo esfuerzo que su rival. Con el gol en contra, los peruanos arriesgaron todo por la victoria. O empata, o Colombia le sacaba más ventaja.

Colombia se acomodó mejor a las condiciones. Mejoró en seguridad y usó el contragolpe para contrarrestar las andanadas peruanas. En el minuto 27 del segundo tiempo, el técnico Pékerman, pensando en darle más control de pelota a Colombia, ingresó al volante del Monarcas Morelia de México, Aldo Ramírez, y sacó a Juan Guillermo Cuadrado. De entrada, Aldo quemó las manos del portero Diego Penny con un trallazo de media distancia.

Los últimos 15 minutos se jugaron con más ganas que fútbol. Perú exageró en los pelotazos, mientras Colombia, agazapada, trató de dar el zarpazo con los espacios disponibles que tenía. Falcao tuvo el segundo gol con un cabezazo desviado y al final del partido la presión acabó con Perú, que se fue de su estadio sin puntos.

Colombia, en cambio, recuperó terreno y ahora tiene 7 unidades. Su próximo rival será Ecuador, al que enfrentará en Quito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

frases hermosas