viernes, 10 de agosto de 2012

Deben hasta la camiseta.


JORGE HERNAN PELAEZ.

De la primera vez que vi al “Cristal” Caldas jugar en el estadio El Campín, enfrentando a algún equipo de Bogotá, recuerdo la camiseta demasiado blanca y a un arquero argentino de pelo largo y salidas magistrales llamado Carlos Alberto Munutti. He visto desde entonces al equipo en múltiples oportunidades, siempre caracterizado por algo que exige la afición de Manizales: respeto por la pelota y juego vistoso para la tribuna. Con los años desapareció el patrocinio y el nombre del aguardiente “Cristal”, vinieron Varta y Phillips, hasta que al final se estableció el nuevo nombre del equipo que trajo de la mano el recurrente conteo de los hinchas hasta el número “once”. En diciembre del año pasado tuve la oportunidad de vivir en la tribuna el partido de vuelta de la final frente al Junior y comprobar que los hinchas del equipo siguen con su misma filosofía de esperar buen juego y diversión, más allá de los resultados.

La noche del primero de julio de 2004 el estadio Palogrande de Manizales fue el marco que permitió a nuestro país celebrar su segunda Copa Libertadores de América, cuando los argentinos Schiavi, Cascini, Burdisso y Cángele del Boca Juniors, desperdiciaron los 4 penales en la definición de la final frente al Once Caldas. El equipo liderado por Juan Carlos Henao y Arnulfo Valentierra celebró junto a sus hinchas un sufrido y parejo torneo enfrentando a grandes clubes de Suramérica como San Pablo, Santos y Vélez Sarsfield. Han pasado ocho años desde el emocionante título y la realidad hoy es otra para el también llamado “blanco, blanco”.

El Once Caldas se transformó jurídicamente, cambiando su objeto social, de corporación a sociedad anónima en virtud de la ley 1145 de 2011. Como a cualquier sociedad anónima se le exige capital para que pueda operar. El equipo solicitó a la Superintendencia de Sociedades que lo admitiera en el proceso de reestructuración de sus pasivos conforme a la Ley 1116. Las deudas del club ascienden aproximadamente a $8.500 millones, y el pasivo total supera los $23.000 millones. Dentro de las cifras está un valor correspondiente a una sentencia que el Consejo de Estado falló por más de $6.500 millones de una sanción por no declarar adecuadamente ante las autoridades colombianas el traspaso en 1999 de Edwin Congo al Real Madrid. El activo del club no supera los $17.000 millones, por lo que su patrimonio negativo lo obliga a solicitar la reestructuración de deudas ante el estado colombiano. En efecto, uno de los campeones de la Copa Libertadores de 2004, el volante John Viáfara, demandó al equipo por falta de la totalidad de sus pagos laborales. ¿Si no le pagaron a todos los campeones cómo será con jugadores que son suplentes?


Eso demuestra la falta de preparación y gestión de los directivos, que por estos errores, ponen en peligro la existencia de las empresas del futbol. Ni vendiendo muy bien jugadores al exterior se salvan. Algunos directivos en nuestro país no se preparan para administrar los recursos y no planifican financieramente el manejo del flujo de caja de los clubes. Los clubes y la Dimayor no tienen excusa para posponer su necesario y esperado ordenamiento a nivel financiero. En los últimos meses los ingresos por derechos de transmisión de diferentes empresas de televisión por suscripción, dan los suficientes recursos para que los equipos de la A y la B se pongan al día en sus pasivos laborales y “cuadren” mejor su balance. Es inadmisible que el Caldas les deba a hoy 60 días de salario a sus jugadores, solo por mencionar uno de los casos de algo perverso que se sigue repitiendo en nuestro torneo y que parece no cambiar. Si a los jugadores les pagan a tiempo, probablemente van a correr mucho más en la cancha. La triste realidad es que hoy algunos directivos le deben a los jugadores hasta la camiseta.

Ñapa: Las hipertiendas Éxito y Carrefour se han movido en los últimos meses abriendo nuevos “minimercados” en los barrios de las ciudades.

Por su parte, las tiendas Oxxo, de propiedad del embotellador Femsa - Coca Cola preparan una estrategia para potencializar su cadena. La movida pretende quitarles a sus competidores una importante participación de mercado con una propuesta que se conocerá en los próximos días en nuestro mercado.

1 comentario:

  1. que tienen que ver los supermercados y tiendas con el once?

    ResponderEliminar

frases hermosas