lunes, 22 de abril de 2013

Encartados para secar la cancha del Palogrande.

Hace ocho días, ante el Chicó, el partido estuvo a punto de suspenderse porque el aguacero fue fuerte, y el drenaje, lento. Aparecieron los charcos. Y ayer, el tema pasó de castaño a oscuro porque el juego Once Caldas - Cúcuta estuvo parado 1 hora y 36 minutos porque el campo drenó muy lento.

El problema se agudizó porque el Club no poseía la logística para superar un suceso como el de ayer. Los operarios se cansaron de chuzar la cancha, improvisaron con vallas publicitarias para barrer los charcos y hasta trataron de sacar el agua tirándola hacia afuera con los pies. Pero nada.

Finalmente, la hora y los 36 minutos que esperó el árbitro Wílmar Roldán fueron los suficientes para drenar el campo, el cual, con otra logística, se pudo superar con menos tiempo.
Por eso los pitos desde las gradas.

LA PATRIA | Manizales

No hay comentarios:

Publicar un comentario

frases hermosas