lunes, 29 de abril de 2013

Fuerte susto sufrieron los jugadores de Once Caldas, al ser atacados por hinchas del Pereira.

El argentino Gonzalo Cabrera sufrió una herida en la cabeza y recibió una sutura de 22 puntos.
El bus marcado con los distintivos del equipo apenas salía del aeropuerto Matecaña. Arribó allí procedente de Neiva, donde el domingo por la noche le ganó 1-0 al Atlético Huila y se encaramó a la tercera casilla de la Liga.

"Veníamos sin problemas cuando escuchamos el estruendo", dice el preparador físico Juan Carlos Ángel.

El miembro del cuerpo técnico recuerda así el momento en el que alguien, desde un vecindario cercano al aeropuerto, lanzó una piedra, rompió un vidrio central e hirió al volante argentino Gonzalo Cabrera.

"La piedra entró por el costado izquierdo, pegó en el espaldar de una silla y chocó contra Gonzalo, que estaba al lado derecho del bus. La agresión iba para César Arias, pero él se agachó cuando la vio y por eso la peor suerte la llevó Gonzalo", explica Ángel.

Momentos difíciles

A partir de ese instante se vivieron momentos de angustia. La policía llegó tarde, la gente afuera no vio nada y la ambulancia tampoco apareció. Por eso, el médico Carlos Alberto Osorio se trajo al jugador en un taxi para la clínica Santillana de Manizales, donde lo atendieron.

"Sufrió una herida en el cuero cabelludo, le cogimos 22 puntos, estará en observación y se le practicará un Tac para evaluar su estado después de lo ocurrido ayer a la 1:44 de la tarde".

"Quedó muy triste y deprimido, pero seguramente con el paso de las horas mejorará", indicó Osorio.

Rafael Castañeda, gerente general del Once, lamentó ayer la agresión y reconoció que el bus venía desde Pereira sin escolta.

La agresión se da dos días antes del juego programado para mañana, a las 3:30 de la tarde, entre los dos equipos, Pereira y Once Caldas, por la Copa Postobón, pero a puerta cerrada, como consecuencia de los actos de violencia que se vivieron la semana pasada en el interior del estadio Hernán Ramírez.

1 comentario:

  1. Lo unico que faltaba, nuevamente se ve la intolerancia hacia los demas equipos, cuando van a aprender que ser de diferentes equipos no significa ser enemigos

    ResponderEliminar

frases hermosas