domingo, 18 de agosto de 2013

3 Goles de Dayro Moreno significaron la derrota de Once Caldas en el campín de Bogotá.

El delantero marcó en la etapa inicial y eso bastó para obtener el primer triunfo azul del torneo.

Fue la noche de Dayro Moreno en Bogotá. El atacante vestido con la camiseta número 17 de los ‘embajadores’ fue el gran artífice, con sus tres anotaciones, de la primera victoria de Millonarios en el torneo Finalización 2013.

Al jugador nacido en Chicoral (Tolima) le bastó un tiempo para demostrar por qué está vestido de azul este semestre y para amargarle el juego a su exequipo, Once Caldas, el mismo que lo vio brillar en años anteriores y que no pudo contener el buen fútbol que mostraron los dirigidos por Hernán Torres en El Campín.

El primer tiempo de Dayro

El delantero tolimense al servicio de los azules tuvo una primera etapa en Bogotá fulgurante y brillante. Y nada menos ni nada más, que frente al equipo con el que brilló en Colombia: Once Caldas.

Todo parecía ser la misma y repetida escena de siempre. Un Millonarios arrollador, que mete al equipo rival contra su arco, pero carece de efectividad para anotar. Pero no señores, en el campo estaba Dayro Moreno para romper el molde y demostrar por qué lo trajeron al cuadro ‘embajador’.

Era el que mas insistía, el que más se movía, el que más se mostraba. Con un director de orquesta como Máyer Candelo, el atacante nacido en Chicoral, Tolima, encontró el premio a su esfuerzo, a los 25 minutos, después de que sus compañeros se cansaran de dilapidar opciones. Y no fue en movimiento, Dayro ejecutó de manera magistral un tiro libre, que pegó en el palo horizontal, bajó y traspasó la línea de gol. No hubo celebración de parte del número 17 azul por su pasado ‘albo’, pero si festejo en las tribunas por el 1-0 tempranero.

Once Caldas sintió el golpe e hizo lo que no había hecho durante todo esos primeros instantes del encuentro, tener la pelota. De esa forma, comenzó a llegar a los predios defendidos por Luis Delgado. A los 36 minutos, después de haber fallado dos opciones, los dirigidos por ‘Sachi’ Escobar tuvieron una inmejorable oportunidad de silenciar El Campín, pero Sergio Herrera, solo frente a Luis Delgado, remató al cuerpo del arquero.

Y como reza la frase popular: ‘el que no los hace… Centro desde la izquierda de Luis Mosquera, que nunca se cansó de ir y venir, la recibió Erick Moreno, con la cabeza tocó para Dayro, que remató fuerte y venció la resistencia de Cuadrado. Pero el delantero tolimense no paró allí, en un contragolpe rápido tres minutos más tarde, marcó el tercero de los azules y el tercero de su cuenta personal, al entrar al área, enganchar y definir con la pierna izquierda. Esta vez si fue a la línea a festejar, no el gol, sino para levantar una camiseta con el número 18 y dedicárselo a su compañero y amigo Wason Rentaría.

En el segundo capítulo los azules perdonaron

Y de entrada los dirigidos por Hernán Torres demostraron que querían más, Máyer Candelo punteó la pelota y apareció la mano salvadora de José Cuadrado para ahogar el grito de gol de 15 mil hinchas, que vibraban y gozaban en las tribunas con la presentación de su equipo.

El rival, que ya jugaba con tres volantes de marca y un solo delantero, se defendía como ‘gato patas arriba’ y cuando iba al ataque, lo intentaba pero no lograba su cometido de reducir la amplía diferencia.

Once Caldas, como era de esperarse, salió de su encierro, adelantó sus líneas y fue en busca de una esperanza, una luz, que nunca llegó. Y Millonarios, que ya jugaba con tres creativos por la presencia del argentino David Ramírez en la cancha, con espacios volvía a dilapidar oportunidad tras oportunidad.

Pudieron ser cinco o más, pero los jugadores albiazules no estuvieron certeros y finos cuando se encontraron frente a la portería norte del escenario capitalino. Once Caldas iba pero no era peligroso. Así se diluyó el partido en Bogotá.

No hubo tiempo para más, fue el encuentro de Dayro Moreno, que con sus goles le entregó a Millonarios el primer triunfo del campeonato. Hay algo de verdad en la frase que afirma que no ‘hay cuña que mas apriete que la del mismo palo’ o por lo menos eso fue lo que se vivió el 17 de agosto de 2013 en el estadio El Campín.

Síntesis

Millonarios: Luis Delgado (6); Lewis Ochoa (6), Román Torres (6), Ánderson Zapata (6) y Luis Mosquera (7); Elkin Blanco (6), Yhonny Ramírez (6), Hárrison Otálvaro (7) y Máyer Candelo (7); Dayro Moreno (9) y Erick Moreno (6). DT: Hernán Torres. Cambios: David Ramírez () por E. Moreno (9 ST), Jonathan Agudelo por Candelo (26 ST) y Rafael Robayo por Blanco (29 ST).

Once Caldas: José Cuadrado (5); Hárold Gómez (6), Hanyer Mosquera (5), Camilo Ceballos (5) y Mauricio Casierra (5); Carlos Giraldo (6), Hárrison Henao (5), Patricio Pérez (6) y Michael Guevara (5); Sergio Herrera (5) y Edwards Jiménez (5). DT: Santiago Escobar. Cambios: Martín Minadevino (5) por Jiménez (1 ST), Carlos Robles (5) por Guevara (1 ST) y Clemente Palacios por Giraldo (24 ST).

Partido: bueno.
Goles: D. Moreno (25 PT, 39 PT y 42 PT)
Expulsados: no hubo.
Amonestados en Millonarios: Blanco
Amonestados en Once Caldas: Giraldo
Figura: Dayro Moreno (9)
Estadio: El Campín.
Asistencia: 14.000 espectadores aproximadamente.
Árbitro: Wílmar Roldán (7)

Diego Loaiza Gómez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

frases hermosas