domingo, 15 de septiembre de 2013

Después de 11 meses Quindío volvió a ganar en Armenia a expensas del Once Caldas:

Con goles de Jaine Barreiro y Jairo Roy Castillo los quindianos derrotaron 2-1 a Once Caldas.

Se acabó el suplicio. La cuenta de 11 meses sin ganar en casa se detuvo este sábado con la victoria de Deportes Quindío contra Once Caldas. Y lo hizo marcando sus primeras anotaciones, en lo que va del semestre, en el estadio Centenario.

Con la victoria, los quindianos ascendieron al puesto 17 en la tabla del descenso con 105 unidades, dos más que Cúcuta Deportivo.
En el primer tiempo reinó el silencio. Tribunas vacías, por la sanción del estadio, frente a 22 jugadores que protagonizaron un partido lento que le cerró la puerta a cualquier alegría que quisiera aparecer.

Pero la mala tarde cambió de semblante en los primeros movimientos de la etapa complementaria. Corría el minuto cinco cuando el zaguero Jaine Barreiro, con una potencia inusual, remató desde 35 metros para vencer a José Cuadrado.

La celebración ‘Milagrosa’ fue intensa y sentida, pero corta. Tres minutos después la visita marcó el empate cuando Óscar Rodas alcanzó a desviar, con un sutil cabezazo, un centro de Mauricio Casierra. El arquero Meza nunca supo si salir o esperar.

Sesenta segundos después, la tarde quindiana aclaró nuevamente. En un tiro de esquina cobrado por Jorge Vargas llegó el segundo gol de los locales: Jairo Roy Castillo, el más pequeño de la ofensiva ‘Cuyabra’, se levantó con disfraz de gigante para sentenciar con un golpe de cabeza la primera victoria de Quindío en el semestre; la tercera en el año.

Allí comenzó la lucha contra el reloj. Fueron 36 minutos de juego intenso. Los quindianos lucharon y con piernas y manos defendieron lo que podía ser su primer grito de victoria en la Liga, mientras que la visita, con pocos argumentos, soñaba con el empate.

El marcador no se alteró y nuevamente el equipo de Manizales permitió que Quindío ganara en la Liga, así como sucedió en el primer semestre.

La derrota dejó a Once Caldas en la novena posición con 11 puntos. En la semana se dijo extraoficialmente que el técnico Santiago Escobar debía ganar en Armenia para seguir al frente del plantel ‘Albo’.

Por su parte, Quindío frenó la estadística de 11 meses sin ganar en casa, tras aquella tarde del 13 de octubre en la que goleó 4-1 a Boyacá Chicó.

Segundos después de concluir el compromiso, los quindianos se abrazaron en el campo de juego, miraron al cielo, oraron; en el banco algunos lloraron, el milagro vuelve a renacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

frases hermosas