martes, 3 de septiembre de 2013

Opinión: Once Caldas a descansar?


Después de transcurridas 8 féchas de la Liga Postobón II 2013, el Once Caldas sigue acusando la falta de una identidad de juego, la cual  lleve al equipo a encontrar una base firme que la gente quiere ver y que en definitiva se consolide dentro del terreno de juego. Buscar un equipo totalmente estable es la consigna diaria de la mayoría de los equipos del mundo; obviamente se debe tener presente que hay que realizar modificaciones por lesiones, suspensiones y en algunos casos por muy bajos rendimientos; pero en el caso del Once Caldas vemos fécha tras fécha un equipo atípicamente diferente en cuanto a hombres y disposición táctica.

Lo anterior tiene argumentos suficientes que se desglozarán a continuación:

1. Falta de dirección técnica. Santiago Escobar respaldado por un irregular asistente como Juan Jairo Galeano y una junta directiva mal asesorada, ha cambiado constantemente de esquema "táctico" pasando por un 4-3-1-2, 4-4-2, 4-2-2-2, 4-1-3-2, 4-2-1-3 y llegando hasta el punto de plantear un 4-5-1. Esto a causa de los malos planteamientos y replanteamientos de los partidos, mostrando claramente los vacíos tácticos que poseen y la falta de confianza que generan los malos resultados. El cuerpo técnico del cuadro "albo" excusa el mal momento, manifestando que el equipo está en un proceso, que a través del tiempo dará sus frutos; excusa que es absolutamente inválida, pues si se habla de procesos la mejor forma de consolidarlos es generando continuidad y seguridad al grupo de jugadores.

2. Limitadas jornadas de trabajo. Dicha continuidad no se da por que durante la semana el equipo no realiza las jornadas de trabajo suficientes para consolidar un esquema y una base para afrontar el torneo.

Entrenando 3 horas al día e inclusive con jornadas enteras de descanso, es imposible desarrollar repeticiones y automatizar movimientos que ensamblen un esquema y coloque a hablar el mísmo idioma a cada uno de los jugadores. Dicho concepto lo ratifico al enterarme que el grupo de jugadores no regresa a entrenamientos sino hasta el día de mañana a las 3 de la tarde, premiando a una serie de elementos que no respondieron el pasado domingo ni individual ni colectivamente.

3. Nómina insuficiente. En repetidas ocasiones se ha manifestado que el equipo Once Caldas ha tenido un año con una nómina limitada, excusada por un falso discurso de la junta directiva y Santiago Escobar, quién parece un directivo más. Dicen ellos que primero se debe sanear el club económicamente, pero no piensan que hay un notable peligro en cuanto al descenso del próximo año que día a día atormenta al hincha que se resigna a observar rendimientos deficientes como el de Michaél Guevara, Oscar Rodas, Camilo Ceballos, Hányer Mosquera, Carlos Robles, Martín Minadevino entre otros que nisiquiera juegan y hoy nos encontramos ante la cruda realidad que el único jugador que llena las expectativas del equipo es el argentino Patricio Pérez que llegó a Manizales casi por la última, después de haber contratado una cantidad de jugadores insuficientes para el club.

Hoy el panorama en cuanto a lo deportivo no es claro, partiendo desde el mal manejo de la junta, el cuerpo técnico, cada jugador hasta el hincha que poco apoya.


 PUBLICADO POR CRISTIAN HERNÁNDEZ MONTOYA
TWITTER: @ONCRIMON

No hay comentarios:

Publicar un comentario

frases hermosas